Catedral de Tula, escenario de la representación de Carol (pulsar en la fotografía para verla ampliada).

Este es el guión de un discurso/visita guiada que realizó Carol Tiggs con miembros escogidos de Cleargreen a Tula a principios de 1995. (¿Quién le preguntará a Carol de nuestra parte porqué la "Mujer Nagual/Desafiante de la Muerte" necesita leer notas preparadas de antemano sobre sus comentarios acerca de su propio "lugar especial" -Tula-, incluidas orientacions gestuales, ¡por Dios santo!?) Especial agradecimiento a Greg y Gabi por descubrir esta pieza.

Carol Tiggs en Tula

Voy a revelar cosas nadie ha conocido hasta ahora, asi que es muy importante que presten atención. Este no es momento para vuestras mentes lineales. Usadla para discursos académicos. Una vez fuí un M.D. (doctor médico) y ahora voy por mi graduación en simbología lógica. Utilizo todos mis recursos de pensamiento, inducción, deducción y abducción en mis estudios académicos. Soy la estudiante mas aplicada desde las diez hasta las cuatro, pero cuando llego a casa a las cinco ya no soy Muni Alexander, sino Carolina Aranha. Ya no soy lineal. Vuestros mejores esfuerzos en pensamiento lineal, usadlos para vuestras metas académicas. No aquí en Tula. Mi mundo no es un mundo lineal. Dicho esto, entremos.

Quisiera decir unas palabras sobre los seres cíclicos. Los seres cíclicos, para los brujos antiguos y para el viejo nagual y para nosotros no significa reencarnación. Significa que los seres humanos existen en hebras, que se mantienen unidas por corrientes de energía homogénea. Imagináoslo como una cortinilla hecha de cuentas. Cada hebra es individual, y cada una cuenta es aún mas individual; sin embargo se mantienen unidas por la misma fuerza, por la misma hebra. Las cuentas de cada hebra podrían llamarse cíclicas por los viejos chamanes del linaje del viejo nagual.

Yo tengo la fortuna o la mala suerte de ser cuenta en la misma hebra que contiene a una criatura extraña que conocemos como el desafiante de la muerte. No fué un asunto demasiado extraño pues para el desafiante de la muerte y Carol Tiggs el haber tenido un acuerdo transcendental, tal como tampoco es tan traída por los pelos la idea de que Lorenzo y Julius tengan una afinidad total por los otros dos elementos que desaparecieron. Nada podría ser mas absurdo, pero nada puede ser mas sencillo.

Renata es mi hija adoptiva, a mi cargo. No me complico con ella del modo como quisiera porque tengo una hija natural que vigila cada movimiento que hago. Pero esto no quiere decir nada. Sigo siendo responsable de esta criatura. (tocar y besar a Renata). Esta, aparte de ser mi responsabilidad, también es mi guardián, mi chac mool. Ella está haciendo mi guardia en este mismo cuarto. Aquí el misterio no es como puedo ser persona cíclica con el desafiante de la muerte, sino como puedo estar en mi sano juicio y estar hablando con vosotros ahora mismo.

(Poner mi dedo bajo la nariz de la estatua y adoptar la misma apariencia que la estatua, me dirijo al grupo) No permanezcamos aquí demasiado tiempo. Vamos a ver a mi chacmool cíclico. 

En la iglesia, en la pequeña capilla a mano izquierda.

(La indicación gestual del guión se refiere a la capilla de esta imagen)

Aquí es donde el desafiante de la muerte realizó un acuerdo con Carol Tiggs. Voy a contaros lo mas exactamente que pueda lo que ocurrió aquí.

El desafiante de la muerte dice a Carol Tiggs en la voz mas terrorífica y rasposa, "Te he estado observando durante largo tiempo, Carol Tiggs" A ella le gustaba que la llamaran por su nombre completo. Sonaba respetuoso a pesar de que la voz rasposa de la criatura era más que inquietante. Sonaba masculina. Carol Tiggs pensó que no habría forma de poder estar segura de que el desafiante de la muerte fuera una mujer. La criatura pareció adivinar lo que Carol estaba pensando y dijo, "No queda ya nada masculino en mi. Mi punto de encaje esta totalmente cambiado. Como mujer no puedes ver, pero ciertamente puedes sentir mi punto de encaje en mi coño.

A Carol Tiggs se le estaba trabando la lengua y estaba mas nerviosa que nunca. Súbitamente el desfiante de la muerte cogió la mano de Carol Tiggs y la introdujo por bajo su falda. La criatura vestía un traje largo sin ropa interior. So chocho estaba caliente y húmedo y ligeramente pegajoso. El coño de la criatura no olía para nada. Tuvo como una sensación de mareo húmedo que la tiraba hacia abajo.

Entonces dijo el desafiante de la muerte "¿Porqué no pones ahí mi mano?" apuntando a la entrepierna de Carol. En este punto Carol reía como idiota. La mujer se introdujo a través de su falda, panty y ropa interior y metió su dedo en el chumino de Tiggs. Lo horrible es que a Carol Tiggs realmente le gustó. La mujer tenía un dedo muy grueso que parecía crecer dentro. Esto es tan terrible y embarazoso que lo tengo que contar en tercera persona - La mujer hizo el amor con ella, en esta misma capilla y Carol Tiggs tuvo un gran orgasmo. Jadeaba y palpitaba.

Con mirada vidriosa, Carol Tiggs se volvió hacia la voz que susurraba a su oído. La voz le pidió "No me lo vas a hacer a mi también?" Carol Tiggs estaba tumbada allí entre los bancos, medio desnuda. Y lo hizo.

El desafiante de la muerte dijo "No seas vergonzosa y no enjuicies. Las mujeres tienen una carga enorme de energía en sus úteros y la unica forma de abrirse a lo desconocido es a través de una explosión orgiástica. Se ven afectadas por ella o pueden afectar a otros con esta explosión. ¿Estás ahora lista para nuestro trato?

Replica Watches  Replica Watches

Carol Tiggs estaba mas muerta que viva. No sabía que hacer. Se sentía utilizada, sucia. Pensó que todas las gentes en la iglesia la habían mirado y en qué pensarían. Ciertamente creerían que era una lesbiana. Preguntó tímidamente, "Crees que la gente nos ha estado observando?"

El desafiante de la muerte contestó "No, porque estás soñando dentro de un sueño. Esta iglesia no existe. Estamos en un vacío. La iglesia parece estar aquí pero no lo está. Quiero que me eches una mano y me liberes de mis cadenas. No se lo que puedo hacer por ti a cambio de esto. Depende de tí que me utilices parcial o totalmente. Viajaré y cabalgaré sobre tu lomo y tu puedes hacer la misma cosa conmigo, pero dependerá de ti. No tengo nada mas que decidir. Mi vida termina con tu línea, pero ocurre que somos cíclicos. Te voy a dar todo el poder que yo tengo. Si quieres ser un hombre, te haré un hombre. Si quieres volverte un supercoño, te convertiré en supercoño."

Súbitamente me escuché a mi misma tartamudear "Yo- yo -yo quisiera ser un supercoño, ¿pu-pu-puedo?" Algo en mi dijo "¡NO, No quise decir eso!"

Obviamente debo deciros que entonces yo no tenía la apariencia que tengo hoy. Era como Nuri, insignificante. El desafiante de la muerte tomó mi nariz, mi cuerpo escuálido ... El desafiante de la muerte era, naturalmente, lo mas parecido a aquella cosa en el museo, tal como me parezco ahora.

"¿Aceptas mi oferta?" me instó la mujer. "No te puedo forzar. La decisón es tuya pero permíteme decirte, será una aventura de dimensiones indecibles. Cualquier cosa que me ocurra será mejor que lo que me suceda cuando la energía del nagual deje de fluir."

Carol Tiggs no podía comprender realmente este diálogo. Así que continuó con su única idea, "¿Que querrá decir ser un supercoño?"

"Bueno, podrías tomar cualquier hombre o mujer que quisieras. Podrías tener orgasmos con tu nariz (en español en el original) frotándola contra el muro de la iglesia e "irte". Un superchocho quere decir que todo tu eres chocho."

Yo estaba totalmente esquizofrénica y ceceaba, al mimo tiempo otra persona se estaba apropiando de mi. Carol Tiggs contestó en su estilo ceceante, "¡Ci, ci, cería zúper, tan ezzitante!" Pero por otra parte, está empezando a comprender la amplitud y vastedad de esta empresa, pero solo vagamente... Carol Tiggs continuó, "okey, ¿que hacemoz primero?"

"Podrías empezar seduciendo a Isidoro Baltazar."

"Oh, que idea tan ehztúpida. Me odia. Pero con miz nuevoz poderez.." Carol dice esto mientras empieza a acariciar su nariz.

Hoy siento que fué un intercambio tan mezquino entre una criatura tan tremenda y las nimias preocupaciones de Carol Tiggs preocupándose por llegar a ser un superchocho. Pero así es como somos, no le deis muchas vueltas.

"Es el momento de cambiar de sueño. Vamos a ir aún mas profundamente. Vayamos a sentarnos ante el mar de la conciencia," dijo la mujer.

Ya, me gusta la playa pero, antes de irnos, ¿que hay De Carlos? Quiero decir, Isidoro."

"Vayamos a verlo."

Caminar hacia la plaza.

(La indicación gestual del guión se refiere a esta plaza)

Lo siguiente que vi fue que estábamos sentados en esta banca. Y Carlos estaba en mi regazo. Yo estaba poseída por una seriedad extravagante. No podía cecear ni aunque mi vida dependiera de ello.Nunca antes sentí tal seguridad y al mismo tiempo asombro.. Yo era yo, pero el yo que conozco hoy día.

El resto de la historia ya lo conocéis. Carlos ha escrito sobre ello y recomiendo lo léan.

(El guión abajo se refiere a este hotel)

Caminar al hotel, después de mostrarles los dos restaurantes de la ciudad. Situarse en la esquina y apuntar a los dos últimos cuartos, justo al fondo, en el segundo piso. Yo, como la nueva criatura que no era Carol Tiggs tomé allí a Carlos a pesar del hecho de que era mi hermano, lo seduje como si no existiera el mañana. Pero yo no era Carol Tiggs, era algo más. Algo con dirección y decidido, frio pero también apasionado. Cuando cerré mis ojos pude ver escenas que no correspondían a nada experimentado, seres extraños como sombras venían y me examinaban. Me empujaban y volteaban, buscando algo indecible.

Tuve que mantener mis ojos abiertos todo el tiempo. Finalmente me dormí. Creo que eso fué cuando me fundí totalmente con Isidoro Baltazar. Fué entonces cuando se convirtió en mi verdadero hermano. Giramos juntos en el mar de la conciencia durante nueve días hasta que ya no hubo diferencia energética. Veréis, el misterio de misterios es que Carlos y yo somos cíclicos uno del otro y con el desafiante de la muerte. Es por ello por lo que le odiaba y amaba al mismo tiempo. Le veía como hombre. El desafiante de la muerte me explicó que un hombre y una mujer que son cíclicos uno del otro no pueden verse cara a cara en un millón de años. Lo único que Carlos y yo podíamos hacer es fundirnos uno con el otro.

Abandoné el hotel en un día normal, yo tal como soy ahora. Y fuí a encontrarme con la mujer. Me tomó de la mano a través de aquella capilla y un segundo después me encontraba encarando otra vez el mar de la conciencia. No es un mar. Es una fuente inconcebible de energía, una energía peculiar que es consciente y te habla. Quizás los místicos de tiempos antiguos lo experimentaron. Carlos piensa que lo mas que llegaron fué al molde humano, un grupo de campos de energía, como filamentos luminosos que hacen al hombre lo que es. Algo como un molde cósmico que estampa energía en la forma del ser humano, tal como una máquina que hace galletas. Pero pienso que quizás fueron aún mas allá. El mar de la conciencia es lo mas próximo al concepto de Dios; es una fuerza total e inclusiva. Frente a él, tu no eres ni una chispa, ni un virus. A pesar de ello es consciente de tí. En este mar de la conciencia, mi ser cíclico, el desafiante de la muerte, se convirtió en algo que no me era extraño, nada repulsivo. Estaba lleno hasta los bordes de indiferencia. Todas mis preocupaciones se desvanecieron como cuando desconectas una bombilla eléctrica... Había poderosas sensaciones corporales, imágenes fugaces como en un sueño. Finalmente me encontré en un sueño conciso que fué ganando precisión hasta que me ví en el mundo real.

Me tomó meses hasta encontrar a Carlos porque estaba aturdida, era estúpida. Un día dijeron que él daba una conferencia. Había perdido la esperanza. Claro que casi le provoqué un ataque cardíaco. El pensó que yo me había ido como dictaba la regla. El resto ya lo conocéis. 

Cuando el desafiante de la muerte y yo nos encontrábamos frente al mar de la conciencia, ella me dijo mi nombre, Muni. Me dijo que algún día cuando lograra reintegrarme a mi misma, o cuando nada ya mas importara y mis ojos se alinearan con los de ella, yo sería ella misma, Xoxopanxoco.

Como voy corriendo tras mi hermano, como mujer posesa, toda otra preocupación de los brujos ya no es nada para mi. Su lucha es lo único que conozco, nada importa ya mas así que puedo decir el nombre del desafiante de la muerte y lo que significa. Significa fruto de la eterna primavera.

La gracia final de esta infinita cadena de posibilidades es que Xoxopanxoco - no se el nombre del desafiante de la muerte como hombre; sobrevivió a un destino substitutivo. Dijo que estuvo viva durante miles de años, no por ser avara de vida sino porque amaba la vida y a la gente. Su gran sueño, que no tenía nada que ver con supervivencia, era el de ayudar a la humanidad a alcanzar un nivel de razón e inteligencia que no tenemos. Dijo que somos ritualistas y repetitivos y que tenemos delirios de grandeza que no tienen justificación. Somos una pura confusión.

Dijo que evocar su nombre en Tula sería como una pista para despertarla. Y que habrá algunos seres osados que evocarían su nombre en mi presencia. Invocando su nombre en mi presencia que es la suya, su diálogo interno se pararía y aún quizás podría coger un vistazo de los sueños dentro de sueños que fueron tejidos en este lugar maravilloso, ahora ocupado por esta absurda cochambrosa y pequeña ciudad.

Me dijo que dijera esto:

    Can a nicuicanitl huiya
    Xochitl in noyollo ya
    nicmana nocuic a ohuaya ohuaya
    o xoxpanxoco o xoxopanxoco